Yo no hice huelga el 8 de junio


Como otros muchos funcionarios yo fui a trabajar el pasado 8 de junio. ¿Por qué?
Hay muchos motivos para quejarse. Por supuesto, el recorte del sueldo y las medidas contra la creación de empleo son injustas. Y no me refiero a la crítica recurrente de que llevamos años con congelaciones o subidas por debajo del IPC, lo cual es cierto. Pero también es cierto que pasa lo mismo en la empresa privada. En los seis años que estuve en el sector privado la subida era el IPC y, por supuesto, tampoco regulaban si había desviaciones entre el real y el previsto.
Todo eso es cierto, también que el sueldo no es ninguna maravilla (yo llevo más de 8 años de antigüedad y soy poco más que mileurista, pero también son mis circunstancias personales, Podría ganar un poco más). También es cierto que no nos miran igual en los bancos a la hora de pedir un crédito o una hipoteca. En fin, eso y una serie de ventajas ‘intangibles’ que tenemos como funcionarios. Por tanto, como he dicho, no me quejo de la bajada de los sueldos ni del descenso del poder adquisitivo.
Pero de lo que SÍ me puedo quejar y me quejo es de la uniformidad de la bajada. Aunque en la medida se han dado datos de que ha sido progresiva, eso es una FALACIA. Algunos datos:
– La bajada progresiva se establece por grupos para el salario base.
– La bajada es lineas para los complementos.
– La bajada en complementos sólo afecta a la administración del estado. Hay que esperar las normas correspondientes de autonomías y entidades locales.
– La bajada es lineal para el personal laboral.
– NO SE HABLA EN NINGÚN SITIO DE LAS CANTIDADES NO PERIÓDICAS (dietas, congresos, …)
– El gobierno (tanto el central, como los autonómicos, locales y universidades) participan en empresas de carácter privado y fundaciones en mayor o menor medida. ¿Por qué no se establecen medidas también en dichas empresas?

Para el que no conozca el funcionamiento de las nóminas en la administración (yo tampoco soy un experto pero veo al menos la mía todos los meses):

  • El salario base viene a ser un 60% de lo que se cobra finalmente. Este porcentaje es muy variable, normalmente a la baja, en función del puesto de trabajo, cargo y un largo etcétera.
  • Más de la mitad de los funcionarios (por ahí he leído que casi un 75% pero no tengo a mano estadísticas oficiales) son funcionarios de otras administraciones (ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas y organismos autónomos).
  • El salario de los funcionarios está establecido por normas legales (básicamente la Ley de Presupuestos Generales del Estado) mientras que el caso del personal laboral está sujeto a contratos individuales enmarcados dentro de convenios colectivos.
  • Aparte del salario y los complementos por el puesto que se ocupa, los funcionarios y personal laboral cobran dietas por viajes, alojamiento, participación en congresos, tribunales y un largo etcétera. Esta es una parte MUY INJUSTA de la norma que se ha sacado. ¿Por qué? Simplemente porque ni se menciona. ¿Y quién creéis que cobra este tipo de remuneraciones? Por supuesto, cualquier funcionario puede asistir a un curso fuera de su centro de trabajo y cobrar las dietas. Yo fui a uno hace dos semanas (el primero en más de ocho años). ¡Qué bien que no me vayan a bajar esta parte! Los ‘jefes’ y altos cargos (quien más cobra) reciben estos emolumentos con mucha más frecuencia. Pero esto me jode tanto que lo dejo para un hilo posterior (pondré un ejemplo concreto).

En resumen, me encuentro cabreado por el famoso decreto porque no se ha hecho un esfuerzo de verdad en estudiar siquiera de donde viene el gasto. Se ha hecho un reparto salomónico y al final el afectado es el currito.

¿Pero no hice huelga? Pues no. La verdad es que aún creo en la labor de los sindicatos (no me tachen de utópico o ingenuo) y en la de los sindicalistas (incluso los liberados). También es cierto que son personas y una parte importante de ellas sólo piensan en su propio interés (como cualquiera de nosotros, aunque en su caso, eso les invalida como representantes). Pero también conozco la diferencia entre una empresa sin sindicatos y con ellos y os puedo asegurar que es abismal. Pueden no ser la panacea, pero la no existencia de ellos deja al empresario con una mano tan ancha como os podáis imaginar.

Y entonces, ¿por qué no hice huelga? Básicamente porque no creo en ella. Así como dije en el artículo sobre la piratería (https://titojlmm.wordpress.com/internet-y-pirateria) que las distribuidoras deberían cambiar su modelo de negocio pienso lo mismo de la acción sindical (¡¡¡y de otras muchas cosas, coño, que llevamos 10 años de siglo XXI!!!). Esta bien las reuniones sectoriales y las negociaciones con las gerencias. Pero el modelo de ‘presión’ a la empresa mediante la huelga ya no lo veo. ¿Qué se quiere conseguir con una huelga?
1. Que la sociedad se entere del problema que se sufre => Creo que hay formas mucho más eficientes hoy en día de conseguirlo: facebook, twitter, blogs informativos, etc. Seguro que alguien ya ha acuñado el termino: SINDICALISMO 2.0.
2. Que la organización sufra ese día (perdidas, mala imagen, …) => la mala imagen dejó de ser un problema para el organización desde que se convirtió en algo normal de todos los domingos allá por los 90. Ninguna empresa pierde credibilidad ‘social’ porque se haga una huelga. En cuanto a las pérdidas, habría que evaluarlas comparadas con los costes laborales de descuento, aunque este sí puede ser un problema. En todo caso, no creo que sea ‘conveniente’ ocasionar perdidas a una administración pública. Desde luego yo no veo eso como un motivo para no trabajar.
3. Que se fastidie a las personas que utilizan el servicio público => ¿Esto puede ser un motivo? Espero que nadie lo piense.
4. Cogerse un día de asueto => aunque este puede ser un motivo egoísta y personal, me parecería poco profesional. A mí hace años no me pasaron el descuento de una huelga, en otra sí (aún creía en esta figura). En todo caso, si necesitas un día libre, háblalo con tu jefe y cogételo de las vacaciones o recuperando horas o como quieras, pero no creo que se deba usar una huelga para ello. Tampoco creo que nadie lo haga… aunque antes las manifestaciones eran más masivas…

Así que por todo eso no hice huelga. Se me ocurren otros modos de protestar y para eso utilizo este modesto blog que está empezando y que seguramente no tendrá una gran repercusión.

Finalmente una tormenta de ideas sobre posibles modos de reducir el déficit sin que nos bajen el sueldo (a todos):
– Equiparar todas las dietas de alimentación y alojamiento a las de los niveles más bajos.
– Impedir los viajes en clases business, vip o como quiera que se denomine. Siempre la tarifa más baja disponible.
– Reducir en un 50% las dietas por asistencias a tribunales, conferencias o consejos de administración (es una cifra aleatoria porque no conozco los importes, pero seguro que aún así, siguen queriendo asistir 🙂
– Eliminación de los coches oficiales de categorías altas (con un Opel Astra, Citroen C4 o similares van más que sobrados) y a ser posible que los que haya sean ecológicos. Eliminación de coches oficiales adjudicados (que se compartan como buenos amigos).
– Bajadas del sueldo proporcionales al salario bruto anual previsto y no a la categoría o al grupo.
– Extensión de las medidas anteriores a todas las administraciones y a las empresas con participación mayoritaria de cualquier administración.
– Penalización en el impuesto de sociedades para aquellas empresas de más de XX empleados (pongamos 50, aunque esto habría que estudiarlo más) que no implanten las medidas anteriores antes del 31 de diciembre del presente ejercicio. O sea que en el año que viene meterles un puro en el impuesto a las empresas que sigan viajando sus directivos en Business y cosas así.
– Elaboración de un catálogo de impuesto de IVA progresivo. Meter muchos más tipos intermedios. Crear un procedimiento ágil para que nuevos productos no tengan el IVA por defecto mucho tiempo. ¡Y el 0% de una p. vez para preservativos, compresas, tampones y píldoras anticonceptivas! Claro que a lo mejor hay que poner la alta joyería o el caviar beluga con un tipo del 50% o más (quien pague 10.000 euros por un reloj, merece pagar 15.000, si con eso yo tengo los preservativos a 3 ó 4 euros la caja de 12).

Y otras muchas ideas que se pueden ocurrir, pero prefiero que tengáis alguna idea original. Oye hasta se puede crear un grupo en Facebook si mola el tema (p.ej. ‘Grupo para enviar a los ejecutivos a clase turista’ o algo así).

Real Decreto-Ley para la reducción del déficit:
http://tinyurl.com/37y3jnx

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinion y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Yo no hice huelga el 8 de junio

  1. José Luis dijo:

    Ya tenéis el ejemplo para mostrar que las dietas son un sinsentido:
    https://titojlmm.wordpress.com/unificar-dietas

  2. anelaisi dijo:

    Hola ,saludos yo No hice Huelga soy del sector de Sanidad Tcae de enfermeriay muchos pensamos igual y no fuimos a la huelga .Pienso como tu .Te felicito por tu blog .Saludos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s