Del trabajo a la prostitución y la esclavitud


Hablemos de crisis (¡qué novedad!).
Todos sabemos que en estos tiempos el trabajo vale más que nunca y el miedo a terminar en la calle o a que te mermen el sueldo hasta el punto de no poder pagar los recibos básicos está arraigado en casi todos.
Creo que me va a salir una entrada un poco demagógica, pero mejor, así me insultáis (intelectualmente espero) y podremos aprender algo los unos de los otros.
Así que supongamos una situación, lamentablemente, bastante habitual:
* Familia de 4 miembros, dos adultos y dos niños. De los dos adultos uno se ha quedado en paro. El otro trabajo con un sueldo, pongamos de 1200 euros.
Como veis no he bajado a un ejemplo de familia con el salario mínimo (633,30 euros brutos) o de grupos marginados (mujeres solas, inmigrantes con o sin papeles, …) para que no se diga que pongo el peor caso posible.
Como decía, en esta familia queda una persona con trabajo con un sueldo con el que tiene que pagar todos los gastos de la casa, los dos niños y, con toda seguridad, alquiler o hipoteca.
Supongamos que el trabajador está en una empresa que piensa en la situación de sus empleados antes que en el beneficio propio y decide, de manera temporal, incrementar el sueldo a todos sin hacer despidos y sin exigirles más trabajo. En ese caso no habría más que hablar, este post se terminaría, entraríamos en Los mundos de Yupi. ¿Alguien conoce una empresa así? Yo no.
Así que como es una empresa ‘normal’, se aprovechará de la situación de sus empleados y empezará a pedir horas extras a todo el mundo. Como al final todo el mundo hace más horas, sobrarán trabajadores (no ya por la crisis, sino porque el empresario dispone de más horas de trabajo gratis) y habrá despidos. Y así en un eterno circulo vicioso.
Si nuestro trabajador ha tenido la ‘suerte’ de continuar trabajando tras la primera criba tendrá dos opciones:
* Convertirse en prostituta. Es decir, hacer todo tipo de cosas en el trabajo, a disposición del gerente o director de turno.
* Convertirse en esclavo. Un paso un poco más allá. Hará todo tipo de cosas, te gusten o no, y además, estará a disposición del capricho de la empresa: un viajecito de ida y vuelta en el día en su coche particular de Madrid a Granada. Una llamada un domingo mientras ve el partido de su hijo le hará ir a la oficina para preparar una reunión importantísima del lunes. Que luego ni se celebrará, pero ¿qué importa? Estamos en crisis, se puede hacer lo que uno quiera con los empleados.
En la mayor parte de los casos similares al ejemplo que he puesto el trabajador ya se ha convertido en prostituta. Con la crisis están surgiendo cada vez más esclavos.
Como todo el mundo sabe, es muy difícil salir de la prostitución (la ‘voluntaria’, la escogida por uno mismo aunque sea porque no queda más remedio; la prostitución forzada es esclavitud, aparte de miles más de calificativos que me vienen a la cabeza, ninguno bonito). Prácticamente sólo hay una vía: conseguir suficiente dinero para poder independizarse (y ni aún así, hay problemas culturales y sociales que lo impedirán, pero como dije, voy a hacer un poco de demagogia). Difícil en estos tiempos que corren. Como dije lo único que suben son las horas de trabajo y las putadas que te mandan. De los sueldos, siéntete afortunado si se quedan como están.
Pero si difícil es salir de la prostitución mucho más lo es de la esclavitud. En este caso se crea una situación de dependencia directa con el ‘gwana’. Te encuentras a disposición absoluta del jefe de turno al que le apatece ir a echarse unos hoyos mientras tú redactas un informe, preparas una auditoría o resuelves su última cagada (de la que te habrá responsabilizado). Con suerte lograrás dar una cabezada frente al monitor de tu ordenador. Si eres realmente ‘afortunado’, serás un esclavo con portátil y harás los informes mientras tus hijos se creerán que has visto el golazo que han marcado o la patada que le dio el 7 al 9.
¿Cómo salir entonces de la esclavitud? Lamento ser pesimista. Pero o se arregla esto rápido, de modo que no se cree un número excesivamente grande de esclavos laborales, o las empresas pasan a los mundos de Yupi que describía al principio. La tercera solución es la que ha existido siempre para los esclavos: la revolución. Y en este caso, nunca ha habido revoluciones pacíficas.
Así que esperemos que los empresarios renuncien a sus beneficios en favor de los trabajadores y que los bancos y grandes empresas renuncien a sus beneficios (¿cómo coño pueden seguir teniendo beneficios y repartiendo dividendos?) para estabilizar la economía y redistribuir la riqueza. En caso contrario, vamos apañados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinion y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Del trabajo a la prostitución y la esclavitud

  1. lunamar dijo:

    Se ve que estás bastante cabreado, no es para menos. La crisis debe afectar a todos, trabajadores y también a los jefes, empresarios, etc… A todos se debe reducir el salario ¿ o no? Desde mi punto de vista no tiene tanta culpa el ” buana” que te manda y que seguramente también esté ahciendo horas extra – eso sí, a diferencia del currito, no para mantener a su familia sino para seguir llevando el nivel de vida que llevaba antes de que la economía estuviera tan mal. Creo, que deberíamos subir un poquito más arriba de los jefes ¿ no os parece? Sí coincido en lo lamentable de la situación en la que se quedan las familias que ganan 1.000, 1200 euros mensuales, tienen hijos y además siguen pagando la hipoteca. Estos sueldos, única fuente de ingresos pues es cierto que no se trata de empresarios o trabajadores por cuenta ajena con negocio propio, un buen negocio, me parece inhumano recucirlos ni en un 0.5%, es privar a una familia de lo más básico y fundamental, el sustento y la vivienda.

  2. zetoile dijo:

    Yo entiendo muy poco o nada de economía. Lo que dices tiene sentido, y lo vivo diariamente porque, ya se sabe, a río revuelto… Pero la clase trabajadora es también la clase consumidora. Es decir, el enriquecimiento continuado entiendo que pasa por mantener los niveles de demanda, y por tanto del poder adquisitivo de los consumidores. Si lo miro así, veo que hay un freno natural a esas conductas que describes (y que son reales). Pero esto es muy simplista, claro. En fin, que no acabo de entender muy bien lo que pasa.

  3. lunamar dijo:

    Creo que nadie entiende, no lo que está pasando, sino más bien las medidas que se están adoptando para paliar esta crisis. ¿ Realmente es efectivo bajar los salarios de los trabajadores, sean o no funcionarios, ya que todos luchamos por mantener lo que nos da de comer? ¿ y las pensiones de las viudas? creo que también quieren quitarlas. Efectivamente, si se bajan los salarios no se consume tanto, no se gasta tanto y se fomenta el ahorro en las familias con lo que el dinero no circula. ¿ Esto soluciona el problema?creo que es difícil y si lo hace es en una mínima parte. Supogno que hay otras medidas más efectivas que deberían tomarse. Reducir el número de vehículos oficiales con chofer que trasladan a altos cargos, por ejemplo, se me ocurre. Lo dejo en el aire…….ya que esta medida además de ahorrar los costes de mantenimento de los vehículos que son utilizados por una sola persona ahorrarían en gasolina, no contaminarían. ¿ Que os parece poner a dos o tres ministros en un solo vehículo oficial? o que establecieran un turno de uso del mismo? Al igual que planifican sus agendas podrían planificar estos usos ¿ qué opináis?

  4. José Luis dijo:

    Lo que planteáis es el círculo vicioso de la economía en tiempos de crisis (yo tampoco soy economista, sólo digo lo que pienso): “si se bajan los sueldos, se consume menos y por tanto, las empresas van peor, más paro, más bajada de sueldo y vuelta a empezar.”
    Sin embargo nadie habla de esto cuando todo va bien. Pero ¿qué es ir bien o mal? En mi opinión los niveles de consumo que tenemos son irracionales. Todos los padres nos quejamos de la cantidad de cosas que tienen nuestros hijos, pero cada vez que llevamos al niño a un cumple se compra algo. En reyes o para el cumpleaños de nuestro hijo ya no quiero ni hablar: regalos de toda la familia y, en algún caso, más de uno.
    Esta sociedad fomenta el consumo, entre otras cosas, porque el que consume se entretiene, está cómodo, no piensa y, por tanto, no da problemas.
    No digo que no haya que consumir, sólo opino que habría que hacerlo con mucha más racionalidad, pensando por qué consumimos. Por supuesto hay que darse algún capricho de vez en cuando, en la medida de las posibilidades de cada uno, pero no hay que hacer de ello un objetivo en la vida.
    Hala me he quedado agusto… llamarme utópico, cínico, hipócrita y/o demagogo, pero ya lo he soltado.

  5. zetoile dijo:

    lunamar, yo creo que hay cientos de formas de ahorrar, no sólo las que planteas. De pensar en lo que gastan los poderes públicos sólo en publicidad me dan mareos. Y no sólo de ahorrar, sino de racionalizar los presupuestos y la gestión de los mismos. A mí se me cae la cara de vergüenza al pensar que en mi país hay una partida presupuestaria importante destinada a defensa (y ni siquiera somos punteros en tecnología), mientras que hay personas que pasan hambre, literalmente, dentro de estas fronteras. Las prioridades deberían estar más claras, y los ciudadanos deberíamos exigirlas. Pero no hacemos nada.
    Ahora nos dicen que tenemos que ahorrar, y todos a ahorrar. Antes nos decían que a consumir, pues hala, a consumir. Estoy de acuerdo contigo José Luis. De lo que no podemos culpar a nadie es de los niveles a los que nos dejamos manipular y de lo poco que pensamos por nosotros mismos. Porque todo esto se veía venir, y todo el mundo se ha comportado igual de irresponsablemente.
    Hoy empieza una huelga de metro (por la bajada de salarios) en Madrid que apoyo plenamente. Mis razones no son nada científicas: que la crisis la pague quién la ha provocado. Ni más ni menos. No sé por qué tenemos ahora que apretarnos (más) el cinturón los ciudadanos de a pie. A mí no me importaría que me bajaran el sueldo si también me hicieran participar de los beneficios de los bancos. Que por cierto, misteriosamente, siguen teniéndolos. Pero no. Los platos rotos los pagamos entre todos. En fin. Yo estoy igualmente cabreadísima, y ojalá que entendiera algo mejor lo que está pasando. Porque lo único que veo es que el orden mundial en el que vivimos, además de injustísimo, está condenado a estas crisis (como decía Marx) y todos, menos los grandes capitales, pasaremos vacas flacas cuando toque.

    • Anónimo dijo:

      Buenos días. Hoy me he levantado sobresaltada pensando que tenía que llevar a mi hijo al colegio, y no, por suerte está de vacaciones. Generalmente los dos vamos andando, una forma de economizar, no contaminar, a heber si con nuestro granito de arena paliamos esta crisis. No es un niño acostumbrado a grandes marcas, política de su padre y de su madre, ni tiene grandes caprichos. Al contrario que otros niños de su edad, no tiene la Wii, no lleva mochilas de actualidad, ni vaqueros de marca, creo que era el único niño que llevaba rodilleras en el chandal y que tenía que decidir cada mes ir a un cumpleaños de un amiguito sí y a otro no. Medidas que a partir de la crisis observo con curiosidad se practican ya por otros padres, por fin, las rodilleras aparecen en los chandal de otros niños, volvemos a la época en que yo era niña. No es que me alegre de ello pero pienso que el estado de bonanza en que hemos sumergido a muchos de nuestros hijos no es lo ideal para crear una generación de futuro menos consumista, más implicada en los problemas de hambruna existentes en países con menos fortuna. Zetoile no entiendo mucho de economía pero quisiera decirte que hace tiempo puse las ” barbas a remojar”, cuando ya se empezaba a hablar de crisis aunque fuera de una manera encubierta o ignorada por muchos ciudadanos. Cerrar los ojos ante lo que ya era una evidencia no nos ayudaba en nada. Espero únicamente que las familias puedan afrontar la disminución de sus ingresos de una forma digna,que es lo que más me preocupa. Por lo demás, los políticos que nos gobiernan, es mi opinión, pretenden matar moscas a cañonazos, por que ante dicha guerra entiendo como justa la huelga de metro establecida por algunos sindicatos para el día de hoy y prevista de momento como indefinida aunque ello me suponga tener que buscar otro medio de transporte para ir a trabajar. Un saludo a todos los que nos leen.

    • lunamar dijo:

      Os pido disculpas por olvidar poner mi nick en el comentario anterior.

  6. zaratustra dijo:

    Tienes mas razón que un santo … es un circulo visioso, un remolino en la mar que nos arrastra a una situación que terminará siendo insostenible. Hay alternativas, parece mentira pero hay gente que va todavia mas allá y plantea alternativas interesantes y nos hacen ver que tal y como vamos no vamos bien .. haya o no haya crisis, lo que ocurre que cuando hay crisis el proceso se acelera: http://www.thevenusproject.com/introduction-es

  7. José Luis dijo:

    Gracias por el enlace parece interesante. Le echaré un vistazo.

  8. bgo dijo:

    yo soy empresaria y … ninguno de los maridos de mis monitoras ha perdido el trabajo, más aún, lo han encontrado o lo han mejorado (aunque alguno sin papeles), … pero yo les he subido el sueldo, por su dedicación este pasado año en el que yo no he estado muy bien y ellas han sabido trabajar dando lo mejor de sí, sin necesidad de perseguirlas ni controlarlas ¿cuantos trabajadores hay que no se relajen si no se les está controlando? ¿es decir, cuantos son realmente responsables de su trabajo?

    … a pesar de todo hay una que siempre se queja … su marido es funcionario, ella tiene clases en otros centros y yo le adapto los horarios para que no las pierda, pues están bien pagadas, … si descontamos de mi sueldo la parte de intereses mensuales de la hipoteca que hice para montar el gimnasio, … todas mis monitoras junto con sus maridos ganan más que yo … y encima les doy jornada reducida en verano por la cara, días libres extra en navidades, etc. … y es que hay cosas que el dinero no puede pagar … como los días libres y el buen ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s